miércoles, 24 de diciembre de 2014

Tagle - Santillana del Mar

El 17 de enero comenzaremos las marchas del 2015. Como todos los años buscamos una que tenga un componente costero. En este caso vamos a recorrer los acantilados que unen ambos municipios.

Descripción de la ruta:
En Tagle cogemos la desviación que nos indica Punta Ballota, pronto dejamos las casas y entre praderías nos acercamos a este cabo adentrado al mar. Desde allí, tenemos unas vistas a los acantilados y playas de Suances si miramos al este, y hacia el oeste podremos ver la línea de costa acantilada que vamos a recorrer y al fondo los Picos de Europa.
Desde allí nos dirigimos al oeste siguiendo los caminos que hay junto a la costa, pronto llegaremos a la Playa del Sable, a la cual descendemos. Ahora seguiremos por otras sendas que nos llevan al promontorio de San Telmo donde se conservan los restos de una torre de vigilancia. Desde allí  bajamos a la ensenada de Santa Justa. En ella se encuentra una ermita construida bajo un anticlinal.
El sendero continua al otro lado de la playa, pasando por otras calas como la de Los Cuadros, Higuero donde veremos otro anticlinal. Llegaremos a una nueva cala, La Jerrona donde podremos observar si el mar está picado algún bufón. Ahora, cogemos una pista de tierra amplia que siguiendo la costa nos llevará al Puerto Calderón. Debemos retroceder un poco hasta una bifurcación para allí coger una pista que nos sube hasta el pueblo de Arroyo. Desde allí por una carretera poco transitada subiremos hasta la carretera principal. Allí cruzaremos la calzada para acceder por la zona norte (el camping) a la villa de Santillana del Mar.
Es una ruta corta pero tiene numerosas subidas y bajadas como se ve en el perfil.
 
 

domingo, 14 de diciembre de 2014

La Tejeda de Tosande

El sábado 13 nos acercamos a tierras palentinas para conocer la famosa tejeda de Tosande. El día en Cervera de Pisuerga no era demasiado bueno y nos llovió durante varios tramos de la marcha. Aún así, pudimos llegar siguiendo el cauce del arroyo Tosande hasta el rodal que conforman los tejos milenarios. Para aquellos que lo visitábamos por primera vez, nos queda pendiente regresar otro día para poder disfrutar con más detalle de este paraje. 
Volvimos al autobús y después de ponernos ropa seca, nos dirigimos a Cervera para realizar una comida de hermandad de final de año. Estuvimos en el restaurante asador "Gasolina" que nos puso una excelente comida con la que pudimos reponer fuerzas.

Sendereamos quiere desearos a todos unas felices fiestas y una buena entrada de año. Gracias a todos los que habéis venido a las marchas a lo largo del 2014.

Algunas fotos:

jueves, 11 de diciembre de 2014

Los tejos y algunas de sus curiosidades

El tejo es un árbol que pertenece al grupo de las coníferas, son propios de zonas montañosas y húmedas, suelen preferir los suelos calizos. Por esto es relativamente frecuente encontrarlo en zonas escarpadas de los Picos de Europa. Es de hoja perenne, las cuales están dispuestas en dos hileras opuestas. Al igual que el acebo es una especie dioica, es decir tiene árboles que presentan flores masculinas y otros con femeninas. Producen un fruto carnoso de color rojizo (arilo) en cuyo interior está la semilla. Toda la planta es venenosa, salvo la parte carnosa de la semilla. Esta característica es una de las peculiaridades del tojo. Se dice que los antiguos pobladores cántabros comían las semillas, envenenándose, para evitar caer prisioneros de los romanos.
Otra de las características de los tejos es la flexibilidad de su madera que era utilizada para la fabricación de arcos. Se dice que hubo un importante comercio con las islas Británicas por esta codiciada madera en la Edad Media.
El tejo era venerado por la cultura celta como árbol sagrado y la cultura cristiana lo adoptó como árbol que representaba la inmortalidad (por su longevidad) Es costumbre en algunos pueblos llevar ramas del tejo el Día de los Difuntos.
También conocemos la frase hecha "tirar los tejos" Uno de los posibles orígenes de esta frase, proviene de la costumbre de los mozos de los pueblos de lanzar los frutos a las ventanas de sus amadas, para que se asomasen.
Uno de los más famosos tejos de Cantabria se encontraba en Lebeña, este árbol milenario murió hace pocos años debido a la caída de un rayo. Os pongo su imagen.
 

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Ruta: La Tejeda de Tosande

La Tejeda de Tosande se encuentra en el término de Dehesa de Montejo, próximo a Cervera de Pisuega (Palencia), en la ladera de Peña Horadada. Está formada por varias decenas de tejos, muchos de ellos con espectaculares troncos de más de seis metros de perímetro y considerable altura, lo que, según los expertos, supone una longevidad próxima al milenio. También atravesaremos un bosque mixto con hayas, mostajos, avellanos y robles.

Ruta: El camino parte del aparcamiento que hay junto a la carretera que va de Cervera a Guardo, en las proximidades de Dehesa de Montejo. Tomamos una pista de tierra dirección noroeste, que tras pasar por debajo de la vía férrea. El camino atraviesa un pastizal, primero, y después por los restos de una escombrera de una mina de carbón abandonada. Una senda bien marcada nos conduce entre unos estrechos roquedos. El camino surca el fondo del valle hasta llegar a un camino ancho que asciende junto al arroyo, Tosande. Entre encinas y robles llegaremos a varias vallas de ganado. La segunda está junto a la Peña de los Novios (son las formaciones rocosas que rodean la puerta). Después de un rato aparecerá ante nosotros una zona de pastos. Para llegar a la tejeda tenemos que cruzar las praderías hasta que, tras 50 metros veamos, al suroeste, un hayedo en la ladera de nuestra izquierda. Este hayedo, tras una dura ascensión, nos lleva a la tejeda. En el mirador cogeremos la senda que nos baja de nuevo al arroyo, donde encontraremos la pista por donde vinimos.